Creadora

Mercedes Malpica Solórzano

Hola, quien te saluda es la podcaster Mercedes Malpica Solórzano. Periodista de profesión, comunicadora social por vocación, y viajera a través de la historia por pasión y compromiso. Te comento que vengo produciendo el Podcast HEROICAS: Hazañas No Contadas, un sueño acariciado por mucho tiempo en memoria de las grandes mujeres del Perú y América Latina.

Nací una mañana de Setiembre

Gracias a mi padre y madre, Juan Jesús Malpica Camargo y Edilberta Solórzano Sánchez, nací en la tierra de emprendedores, artistas y jaraneros, el distrito de San Jerónimo de Tunán, provincia de Huancayo, departamento de Junín en la región central del Perú.

Recuerdo que, aproximadamente a los cinco años comencé a viajar con mi madre y mi abuela materna, Elvira Sánchez Zarate, ambas expertas comerciantes de ropas, zapatos y locerías en los centros mineros. Durante todo el mes me hallaba ocupada intercalando de compañera entre una y otra. Mi madre viajaba a los centros mineros del departamento sureño de Huancavelica, y mi abuela se dirigía a las minas de los departamentos del centro, Junín y Pasco.

Toda esta travesía para mí era emocionante. Quedé cautivada con el estilo de vida entre la multitud y los “vagones-bala” (locomotora de un solo vagón de pasajeros que iba de Huancayo a Huancavelica), trenes, ómnibus, camiones, volquetes y todo los ajetreos buenos y malos que se vivía. Total, yo iba conociendo realidades, entablando amistades, conversas y mantuve una hermosa amistad con mis grandes amigos los maquinistas, brequeros, choferes, con quienes íbamos cantando a lo largo de la ruta todo un repertorio sin fronteras, como para no permitir pestañeo alguno… mientras pasábamos nevados, cumbres, túneles o abismos…

Periodista y Comunicadora social

Esta carrera me dio grandes satisfacciones, pero también grandes angustias y, claro, enseñanzas, fortalezas y oportunidades para apostar por mi país. Me inicié como reportera cubriendo informaciones en Lima, en ese panorama conocí el golpe más duro y cercano: el asesinato de los Ocho periodistas y el Guía, en las alturas de Uchuraccay-Ayacucho un 26 de enero de 1983. Desde entonces, me convertí en activista de los derechos humanos. En la actualidad, el proceso de los mártires del periodismo se halla en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) patrocinada por la Asociación Nacional de Periodista del Perú (ANP). En 1985, fui enviada especial a Huancavelica para cubrir la desaparición forzada del periodista Hilario Ayuque.

En la ciudad minera de Cerro de Pasco me recibió la Casa Radial Altura, donde pude producir, dirigir y conducir el programa Radio-Periódico Sin Fronteras. En la sección Guía Turística se promovía al trabajador minero y su familia a realizar turismo nacional en la temporada de sus vacaciones. Asimismo, se producían sociodramas y radioteatro para las denuncias laborales, sociales y culturales.

A finales de la década de los 90, en el distrito de Villa El Salvador, nuevamente decidí producir, dirigir y conducir el programa Guía Turística Hojas de Agua, a través de Radio Stereo Villa, promocionando el turismo ecológico social en cadena con los doce municipios de los distritos del sur de Lima.

Mi paso por Iquitos en la amazonia loretana fue breve pero impactante. Aún tengo el aroma de la espesura de sus bosques con todas sus criaturas y el recorrido por el majestuoso rio Amazonas tocando el rondín para enamorar a los delfines rosados y ver su acrobacia, aunque fuera unos segundos. Y aún tengo la sensación de seguir navegando sobre las apacibles balsas en el rio Itaya y el Nanay. Por otro lado, me queda el sabor agridulce por cuánto se siente la ausencia del Estado peruano en muchas comunidades y pueblos originarios de nuestra amazonia. Quedan pendiente muchas tareas para un nuevo retorno.

Una Oportunidad Virtual

Cuando me hallaba trazando ciertos proyectos de viaje para el 2020, apareció la inimaginable pandemia y nos quitó la libertad a todo el mundo. Y como dice el dicho «no hay mal que no venga por bien», en esa temporada el internet se convirtió en el auxiliar indispensable para muchos, y fue allí mi oportunidad para no perderme cuanto evento se realizaba como un rayo de luz: webinars, charlas, foros y cursos. Eso me permitió organizar mejor mi tiempo para las lecturas, búsqueda de bibliografías, fuentes “reliquia”, y en fin hasta que mi interior lanzó una vocecilla: ¡el podcast! ¡el podcast! ¡el podcast puede ser tu salvación antes que te ahogues! y fue así.

Mi hijo jugó un papel bastante motivador para que llevara varios cursos sobre el podcast: producción, guión, plantillas, y después se convirtió en mi socio del proyecto (aunque en su escaso tiempo). La elección del tema no me fue difícil, ya que desde muy chica (aunque sin comprender bien el concepto) me inquietaba la desigualdad que existía entre hombres y mujeres, los roles establecidos para unos y otros, el poder y la “obediencia” silenciosa y las consecuencias nefastas para quienes se revelaban. Había llegado la oportunidad. Y aquí me tienen creando contenidos para los episodios del Podcast HEROICAS: Hazañas No Contadas sobre el protagonismo histórico de las mujeres en la construcción de un pueblo, una nación para mover el mundo de manera libre, armónica y equitativa.